Testeos de Covid-19 en Uruguay

Coronavirus Notas
Comparte esta noticia!
Share

Desde que comenzó la pandemia de la Covid-19 hemos sumado a nuestro vocabulario cotidiano palabras que antes estaban restringidas al área de la medicina o de las ciencias.

Además de protocolo, rastreo de contactos, cuarentena, aislamiento, hemos ido aprendiendo también sobre testeos y diferentes niveles de asertividad en sus resultados.

Ya sabemos que el SARS- CoV-2 da lugar a la enfermedad de la Covid -19 y pertenece a una clasificación de virus llamados Coronavirus que en el ser humano pueden  producir desde varias afecciones leves hasta, en el peor de los casos, la muerte.

Los virus no tienen capacidad de reproducirse por sí mismos, aunque cuenten con material genético. Para hacerlo, necesitan infectar células que sí se reproduzcan y usarlas de canal. Esas células o el organismo al que invade el virus se le llama “huésped”. El SARS- CoV- 2 se ha adaptado al hombre recientemente para invadir sus células y reproducirse en ellas, lo que ha derivado en esta pandemia al encontrarse con población “virgen” de este virus; a los efectos de las necesidades del virus de esta pandemia, el ser humano es un buen huésped.

Hay tres maneras de saber si hemos sido infectados por el virus. Una es mediante la detección del material genético del virus, su ácido ribonucleico (ARN), otra es mediante la detección de antígenos virales, es decir, proteínas que tiene el virus, y una tercera forma, que no se considera diagnóstica, es mediante la detección de anticuerpos. En este último caso lo que se estudia es si el sistema inmune se puso en funcionamiento para crear defensas – los anticuerpos- contra un cuerpo que siente extraño al organismo – el virus-, son tipos de respuesta celulares y humorales que se buscan en la sangre de una persona posiblemente infectada, en algún momento, por el virus.

Las tres formas que hay para saber si hemos sido infectados por el virus requieren de tres técnicas distintas.

La primera, en la que se detecta el material genético del virus, es la conocida como PCR (reacción de la polimerasa en cadena o en inglés Polymerase Chain Reaction), se realiza a través de hisopados nasales, faríngeos o nasofaríngeos, y en nuestro país es la técnica que utilizamos de referencia para identificar o descartar la enfermedad, es decir, es el testeo que realizado de la forma adecuada, arroja los resultados más fiables.

Cuando se utiliza los testeos serológicos, es decir, los que detectan anticuerpos en sangre, se analiza si la persona tuvo una reacción de defensa a la infección, lo que implica que puede estar cursándola en el momento del testeo o pudo haberla cursado antes. El sistema inmune no solamente reacciona mientras el virus, al que capta como cuerpo extraño, está presente, sino que tiene memoria (por lo que cada vez que entra en contacto con ese virus vuelve a desencadenar la respuesta inmune de forma más rápida) y esa reacción dura tiempo en el organismo. En el caso de la Covid-19 el tiempo que dura la reacción está todavía en estudio aunque las principales hipótesis hablan de seis meses. Es por todo esto que es una técnica que detecta el virus de forma indirecta – por los efectos que el virus produce a nivel orgánico pero no al virus en sí mismo- y cuando da negativo, si lo que se quiere saber es si se está infectado en ese mismo momento,  se debe recurrir al PCR. Por todo esto es que no debe considerarse este tipo de prueba como diagnóstica (puede que se esté cursando la enfermedad o no), sino que tiene fines más de tipo investigativos.

En el primer tiempo de la pandemia, en el que Uruguay ya utilizaba el testeo por PCR mientras que Brasil utilizaba los serológicos, llevó a que la dificultad de controlar el virus en los lugares de límites de tierra con el país vecino fuera aún más dificultoso.  Esto tuvo solución cuando, en un trabajo conjunto de ambos países, con la intervención del presidente Luis Lacalle Pou, se terminó firmando un acuerdo de ambas partes para que las ciudades binacionales pudieran ser tratadas como una única unidad sanitaria, para lo que nuestro país proveyó los testeos por PCR.

Para el final quedó el tipo de testeo con el que aún estamos menos familiarizados, el que detecta presencia de proteínas virales propias del SARS- CoV-2.

Son los tests antigénicos por hisopado que tienen resultados rápidos y confiables, (en muchas ocasiones llamados de forma inexacta, rápidos) que en 15 días llegarán al Uruguay a través del Fondo rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Serán un total de 100.000 de los que 40.000 son donación de la Organización al Uruguay.

Estos testeos detectan estructuras superficiales del virus y sus resultados están listos en un tiempo que va desde los 15 minutos a la media hora. Si bien son un poco menos sensibles que los PCR, es una herramienta útil para el diagnóstico en personas sintomáticas que está siendo aplicada con éxito en amplias regiones del mundo por su alta sensibilidad, sencillez y rapidez de la prueba. Serán de gran utilidad si se tiene en cuenta su rapidez al momento de la atención en los servicios de salud, por ejemplo.

(*) comunicado del MSP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.