Dos homicidios en menos de ochenta días en Cardona y Florencio Sánchez

Ciudad Último Momento
Comparte esta noticia!
Share

Pequeña y tranquila. Así es descripta por visitantes y residentes la comunidad que integran las ciudades de Cardona y Florencio Sánchez, una en Soriano y otra en Colonia.

Con unos nueve mil habitantes, las dos localidades no registran comúnmente hechos delictivos de relevancia, sin embargo en los últimos meses dos homicidas han sorprendido a la comunidad por la violencia y características de los sucesos.

En la tarde del 18 de octubre pasado,  un joven de 21 años, Alejandro Olivera Pérez, ultimó de 13 puñaladas a Miguel Richard Sarabí, un comerciante de 41 años de edad, quién había concurrido a la casa del primero para cobrar una deuda.

La víctima trabajaba en un local de máquinas tragamonedas y en una plataforma digital perteneciente a la misma firma, que recogía apuestas deportivas y similares. En ese ambiente había habilitado crédito para que Olivera pudiera apostar. Pero la deuda creció a más de cien mil pesos uruguayos y cuando el comerciante quiso hacerse del dinero prestado terminó perdiendo la vida.

Con ese caso aún en etapa de investigación, porque la Justicia le aplicó al homicida una medida cautelar de presión ante la eventualidad de fuga tras conocer que se enfrenta a un pena mínima de 10 años de penitenciaría, la población despertó este jueves 5 de enero con la novedad de otro homicidio, esta vez “del otro lado de la vía”, en Florencio Sánchez.

Como ya informara el Periódico, Claudio Sebastián Fontana Techera, de 23 años de edad, apareció muerto en la madrugada de este jueves en plena vía pública, en la calle 18 de Julio entre 25 de Agosto y 19 de Abril.

“Una herida por arma blanca, cortopunzante, en el tórax”, le causó la muerte en el lugar, narró a Centenario el Jefe de Policía de Colonia,  Comisario General (R) Jhonny Diego.

Hasta el momento no hay detenidos, aunque la policía ya puso en marcha la investigación y hay “sospechas” del móvil del homicidio.

En menos de ochenta días, Cardona y Florencio Sánchez, esa comunidad, pequeña y tranquila como describen propios y extraños, registran dos homicidios provocados con armas blancas, lo que revela la violencia con que se dirimen los conflictos entre personas en estos tiempos.

El mundo del dinero fácil, las apuestas y las drogas, parecen rondar estos casos que rememoran un pasado no tan lejano, cuando otro homicidio, en la década de los años noventa, desnudo una trama de juego clandestino que pusieron a la ciudad en la consideración pública nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.