Dos intervenciones judiciales por incumplir con el decreto presidencial de no aglomerarse

Departamento Policiales
Comparte esta noticia!
Share

Un hombre, propietario del local donde se realizó una fiesta clandestina, en octubre pasado, fue condenado por proceso abreviado a  6 meses de prisión.  En tanto una mujer de la ciudad de Dolores quedó emplazada por Fiscalía  ya que fue notificada dos veces por la Policía  cuando realizaba una fiesta en el patio de  su casa.

Condenaron por proceso abreviado  al dueño del local donde se realizó una fiesta bailable  en  octubre de  año pasado, incumpliendo las medidas sanitarias impuestas. De esta fiesta clandestina habían participado unas 300 personas aproximadamente, realizándose en un establecimiento ubicado en ruta  14   cerca de Mercedes.
El 21  de octubre pasado  se cumplió la instancia  judicial, en Juzgado Letrado Primera Instancia de Mercedes de Cuarto Turno, a   cargo  de la  Dra. Ana Fuentes  quien dispuso la formalización con medidas cautelares acordadas por el plazo de 60 días, respecto a E. C. P. M. de 76 años, a quien se le imputó “un delito de desacato especialmente agravado en calidad de autor”.
Ahora, en  una nueva instancia judicial la Jueza  Ana Fuentes dispuso la condena por proceso abreviado de este hombre  como autor penalmente responsable de “un delito de desacato”, imponiéndole la pena de 6 meses de prisión, a cumplir en régimen de libertad a prueba, bajo las obligaciones previamente acordadas.

Paralelo a ello una mujer quedó emplazada  a disposición de la Fiscalía de la ciudad de Dolores al incumplir  el decreto presidencial vigente  que  prohíbe las aglomeraciones ya que constituyen un factor de riesgo importante para el contagio del Covid-19.

Personal de la Seccional 5ta de la ciudad  de Dolores debió concurrir a una casa donde   se  había congregado un grupo de personas. Allí la policía constató que se realizaba una fiesta en el  patio interno de la casa.  Había  alrededor  de  20 personas a las que se les pidió que se  dispersaran. Pero después de esta intervención policial   un llamado telefónico al Servicio  911 alertó que  la fiesta continuaba por lo que  tomó intervención Fiscalía que dispuso emplazamiento de la propietaria  que deberá concurrir a la  instancia  judicial que se cumplirá  acompañada de la asistencia letrada correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.