Escuder marcó la diferencia y Libertad se quedó con el clásico de Palmitas

Deportes Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Cuando al final del primer tiempo el centro delantero de Libertad, el doloreño Enzo Escuder, corrió en velocidad desde tres cuarto de cancha hasta el ingreso al área mayor, logró superar el rival pero falló en la definición ante el meta bohemio, el entrenador tricolor Oscar Daniel Palacio, le gritó que no se preocupara, que ya le llegarían otras ocasiones. Y así fue, luego de que la visita se fue al descanso en ganancia gracias a la anotación de Martín Homenchenco, en el complemento el local lo dio vuelta y el ariete fue quien marcó la diferencia.

En términos generales el clásico de Palmitas fue parejo, y tuvo los condimentos que este tipo de enfrentamiento siempre generan. Hubo pierna fuerte, recriminaciones, algún forcejo, pero el árbitro López supo conducir el juego sin que de descarrilara.

La diferencia entre uno y otro estuvo en los detalles y en la capacidad goleadora de un centro delantero como el 9 de Libertad. De hecho, Wanderers logró irse en ganancia en la primera parte, no porque haya sido mejor que su rival, sino porque en una jugada donde los jugadores locales reclamaron falta del delantero bohemio Gastón Echenique, ante un defensa tricolor, el jugador de Wanderers capitalizó esa situación, levantándose rápidamente del piso, se puso en carrera por el banda derecha, lo asistieron y levantó un centro que Homenchenco convirtió en gol.

Pero en el complemento, Libertad fue más vivaz, y el hecho de haber igualado al minuto de juego le dio otra tranquilidad. Escuder logró el empate en la primera jugada del segundo tiempo, y a los diez minutos colocó el segundo personal y para su equipo. Aquel presagió del entrenador tricolor finalmente se concretó y el doloreño se estrenó con un doblete ante el clásico rival.

Triunfo de Fraternidad

El decano se hizo fuerte en su campo de juego, y derrotó a Rampla Juniors por dos a cero. Los goles llegaron en el segundo tiempo, luego de una primera parte pareja y donde los dos equipos tuvieron pasajes de prevalencia en el juego. Pero en el complemento y cuando la visita parecía estar más cómodo en el partido, llegaron los goles de Fraternidad que terminaron inclinando el partido a su favor.

Primero fue Maximiliano Martínez, cuando corrían 18 minutos de juego y finalmente Sebastián Antúnez, a los 42 minutos, colocó el segundo y selló el triunfo locatario.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.