Fraternidad fue “torazo en ruedo ajeno” al ganarle a Barracas en Dolores

Ciudad Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Inesperado. Quizás esa sea la expresión más justa para marcar el triunfo de Fraternidad ante Barracas el miércoles por la noche en el parque “Luis Piazze” de Dolores. Mientras el decano de Liga del Centro celebró efusivamente la victoria, los barraqueros fruncieron el ceño, buscando en el árbitro y los rivales, excusas para justificar una caída que nunca figuró en sus posibilidades.  

Ganar de visitante no era un objetivo primario para Fraternidad. Sabedor de sus limitaciones (la seguidilla de lesiones, la larga e intensa temporada con un plantel reducido), lo llevaron a tomar cuidados en procura de que la incursión por tierras doloreñas no representara un golpe difícil de remontar después en el “Pérez Delgado”.

Por eso los dirigidos por Gastón Souberville cuidaron con atención, por momentos rudeza y sobre todo mucha entrega, su arco y después vieron hasta dónde sus piernas daban como para herir al rival.

Pero Barracas no fue, al menos el miércoles, ese “cuco” del que todos hablan en el departamento, un equipo semi profesional, que ha sabido en su propio escenario doblegar a rivales del fútbol uruguayo, el único representante de OFI aún con vida en la Copa Uruguay, con un plantel extenso, capaz de jugar más de un torneo a la vez sin sentir el trajín y llegar a las instancias definitorias con mayor aire que sus rivales.

Ninguno de esos aspectos pudo ante un Fraternidad que presentó orden al momento de defender, una envidiable entrega en cada pelota disputada y fundamentalmente mentalidad ganadora, esa que se forja en la actitud de aquellos que reconocen el poderío del rival, pero lejos de menoscabarlos, los alienta para dar lo mejor de sí. Ahí está la explicación de un triunfo que tiene su génesis en épicas gestas logradas por este mismo plantel.

 El local tuvo siempre el control del terreno y la pelota, sólo en los 15 minutos finales, cuando adelantó líneas porque veía se le iba el juego y no podía superar al rival, fue cuando Fraternidad le jugó de igual a igual, carga contra carga, y en una de ellas Barracas sucumbió.

Antes intentó abrir la defensa jugando por las bandas y haciendo circular el balón, pero siempre encontró a un hombre de Fraternidad, capaz de desactivar el circuito de ataque.

En ese marco, el decano atacó en contadas ocasiones, pero cuando lo hizo, puso en apuros a la última zona del conjunto cerealero. Antúnez, en proceso de recuperación de su lesión, se movió bien en el área y sacó un remate cruzado que detuvo el arquero Sosa. Kevin La Paz, que ingresó a poco de comenzado el encuentro por lesión de Martín Silva, no logró conectar bien un pase de Maximiliano Martínez, cuando estaba en el área, frente al arco.

El local también tuvo ocasiones para abrir el marcador. Un centro llovido dio en el travesaño del arco de Cavia y Rodrigo Otazú desperdició una inmejorable posibilidad de gol, cuando cabeceó mal, estando solo en el área chica.

En el complemento a medida que el tiempo pasaba el partido cobró en temperatura. El local ya no fue tan pulcro con la pelota, comenzó a enviar centros cruzados al área en busca de un cabezazo salvador y Fraternidad notó espacios en el fondo locatario y comenzó a atacarlos.

En un encuentro de alto voltaje la fortuna también jugó y ahí el decano la aprovechó, porque en uno de esos centros, uno de los delanteros locales, conectó y la pelota dio en el caño derecho del meta Cavia.

En el cierre del partido, estuvo lo mejor. El juez dio siete minutos de adición y en ese tiempo Fraternidad, además del gol, generó dos posibilidades claras de convertir, tras cabezazos de Homenchenko primero y Martínez después y un claro penal que el árbitro no sancionó, a pesar de la evidente mano extendida en el área barraquera donde golpeó la pelota tras remate de un jugador visitante.  Previamente Gogna había desestimado también una falta a un jugador de Barracas en el área de Fraternidad.

El gol llegó cuando restaba un minuto para finalizar el tiempo agregado. El albiverde salió rápido en ataque tras recuperar una pelota en su cancha, Maximiliano Martínez descargó de inmediato para Bertocchi que se lanzó en ataque por el medio del campo, donde el local había dejado un espacio sin cubrir, corrió más de 20 metros con el balón, y ante la salida de arquero, tocó por el costado y convirtió.

Fraternidad logró un triunfo hazañoso, que lo deja en las puertas del tricampeonato departamental, pero aún faltan 90 minutos, seguramente los más duros del torneo, por lo que lejos de cantar victoria, es hora de preparar la última batalla.

Barracas 0

G. Sosa

S. Aquino

A. Castillo

H. Bonti

M. Mendoza

G. Reyna

M. Pereyra

C. Cabrera

E. Cabral

H. Machado

R. Otazú

DT: Marcelo Barja

Fraternidad 1

G. Cavia

P. Carrizo

M. Homenchenko

B. Rodríguez

E. Gelpes

A. Pérez

B. Diperna

D. Bertocchi

M. Silva

S. Antúnez

M. Martínez

DT. Gastón Souberville

Gol de Fraternidad: 96’ Diego Bertocchi. Cambios en Fraternidad: Kevin La Paz por Martín Silva (lesionado), Rafael Figueredo por Emiliano Gelpes y Emiliano Larzabal por Sebastián Antúnez. Cambios en Barracas: Alejandro Planchón por Hernán Machado, Luciano Isola por Héctor Bonti, Jhon Salvador por Rodrigo Otazú, Gian Oroná por Gabriel Reina.

Parque “Luis Piazze” de Dolores

Juez: Luis Gogna

Público: 500 personas

Expulsados al final del partido

Al final del encuentro, cuando los jugadores de Barracas fueron a recriminar al juez y a los contrarios, el árbitro expulsó a Diego Bertocchi de Fraternidad y Luciano Isola, Jhon Salvador y Enzo Ruiz de Barracas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *