Mathew Leckie (2L) de Australia celebra con sus compañeros el 1-0 en Al Janoub Estadio en Al Wakrah, Qatar, 30 noviembre 2022. EFE/EPA/Rolex dela Pena

Los ‘socceroos’ se reencuentran con la historia

Mundial Qatar 2022
Comparte esta noticia!
Share

Doha, 30 nov (EFE).- Un golazo de Mathew Leckie en el decimoquinto minuto de la segunda mitad clasificó, por segunda vez en su historia, a la selección de Australia para disputar los octavos de final de un Mundial de fútbol, después de que este miércoles derrotasen, en el tercer y último partido del grupo D del de Qatar 2022, a Dinamarca; que no seguirá en el torneo.

Leckie, de 31 años y que juega en el Melbourne City, dio el triunfo a los ‘socceroos’, que este miércoles en el estadio Al Janoub de Al Wakra igualaron, en su sexta participación, la mejor de sus comparecencias en un Mundial; la que consiguieron en Alemania 2006. En esa ocasión también pasaron segundos de grupo -primera fue Brasil- antes de caer por la mínima ante Italia, que, a la postre, acabaría ganando el torneo.

Esta vez lo hizo asimismo con un resultado de cada color, y pasó segunda en el grupo que lideró Francia, derrotada en el tercer partido por Túnez. Y ahora espera rival, que será el primero del grupo C, que se resolverá más tarde este miércoles y que podría ser Polonia, Argentina o Arabia Saudí (México, como mucho, podría ser segunda).

Australia, que entró en el Mundial de Qatar 2022 tras derrotar en la repesca a Perú; goleada (1-4) por Francia en su primer partido, venía de lograr, ante Túnez, su primera victoria en un Mundial desde el de Alemania 2006. Por lo que un triunfo le garantizaba pasar a la siguiente ronda. Y le podría, incluso, valer un empate, inservible para Dinamarca, una de las primeras selecciones en clasificarse para la fase final. Que, asimismo en su sexto Mundial, completaron la peor participación de su historia en esa instancia.

Los daneses -primeros de su grupo europeo, con nueve triunfos y una derrota- y semifinalistas en la pasada Eurocopa, que también había caído ante Francia (1-2), después de no haber pasado de un empate sin goles contra los tunecinos, debían ganar, sí o sí; y esperar a que los magrebíes no ganasen claramente a la defensora del título.

Kasper Hjulmand tampoco pudo contar esta vez con su capitán, Simon Kjaer, defensa del Milan -con 122 partidos, el que más veces ha vestido la camiseta danesa de los que están en Qatar-, que ya se perdió el partido contra Francia por molestias musculares. El seleccionador danés, concedió nuevamente el bastón de mando a Christian Eriksen, el ’10’ nórdico, 120 veces internacional este miércoles y recuperado para la causa -después del susto de la última Eurocopa- por el Manchester United inglés. Y colocó en punta a Martin Braithwaite, del Espanyol.

Apremiados por la necesidad, los daneses se lanzaron al ataque; y en el undécimo minuto, Ryan se lució ante Mathias Jensen; tres minutos antes de que a Andreas Skov Olsen lanzase por encima de la meta de los ‘socceroos’; y que diez después ambos combinasen en un pared que este último no pudo culminar más que con un flojo disparo a las manos del portero oceánico.

Dinamarca dominó gran parte de la poco vistosa primera parte, que acabó, no obstante, con dos ocasiones para los ‘aussies’; una de Mitchell Duke, que paró Kasper Schmeichel; y otra, poco antes del descanso de Craig Goodwin; sustituido por Keanu Baccus.

Graham Arnold, seleccionador australiano, se veía ante una oportunidad casi histórica y en el segundo minuto de la reanudación, sus pupilos siguieron llamando a la puerta danesa, con una clara ocasión de Jackson Irvine a centro de Riley McGree. El partido seguía sin encandilar a nadie y en ese momento llegó la noticia de que Túnez se había adelantado contra Francia, por lo que, con el empate, australianos y daneses estaban fuera.

Pero fue en el minuto 15, cuando Mathew Leckie, uno de los veteranos, abrió el marcador. Con un golazo; al culminar un rápido contraataque con una brillante jugada personal -tras recibir un gran pase de McGree saliendo desde su propio campo- en la que, tras dos recortes y después de que el balón cruzado diese en el poste, batió a Schmeichel.

El partido se abrió algo, porque los daneses tenían que ganar ; pero un empate echaba a Australia. Eriksen pudo igualar en el 92; y Cornelius cabeceó alto tres minutos después. Dinamarca reaccionó tarde, mal y nunca; y los ‘socceroos’ festejaron un triunfo histórico en el Al Janoub

– Ficha técnica:

1; Australia: Ryan, Degenek, Souttar, Rowles, Behich; Leckie (Hrustic, m.88), Irvine, Mooy, Goodwin (Baccus, m.46); Duke (MacLaren, m.82) y McGree (Wright, 74).

0; Dinamarca: Schmeichel; Kristensen (Bah, m.46), Andersen, A. Christensen, Maehle (Cornelius, m.69), Hojbjerg, Jensen (m.59 Damsgaard9, Skov Olsen (R. Skov, m.69), Eriksen, Lindstrom; y Braithwaite (Dolberg, m.59).

Gol: 1-0, m.60: Leckie.

Árbitro: Mustapha Gorbal (Argelia). Mostró tarjeta amarillas al danés R. Skov (m.75)

Incidencias: partido correspondiente a la tercera y última jornada del grupo D disputado en el estadio Al Janoub de Al Wakrah ante 41.232 aficionados.

Autor del artículo: Adrian R. Huber

Crédito: EFE

Fuente: EPA

Autor de la Fotografía: Rolex de la Pena

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.