Rodó no desaprovechó la oportunidad y es el campeón anticipado de la Super Copa

Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Con su triunfo de dos a uno de anoche ante Tabaré, Rodó se coronó en forma anticipada como campeón de la Super Copa de Liga del Centro, y alcanza así su cuarto título en esta competencia, el cual había conquistado por última vez en el año 2013. El pleito se definió en el primer tiempo, donde el “lobo blanco” volvió a mostrar la fortaleza de una delantera que perdona en contadas ocasiones.

En términos generales Rodó siempre fue más que su rival de turno y si tenemos en cuenta las oportunidades de marcar que tuvieron los dos equipos, el marcador es corto para un conjunto blanco que siempre dejó la sensación de tener el partido bajo control.

La apertura del marcador llegó a los 16 minutos de la primera parte, pero antes, los dirigidos por Matías Pérez, estuvieron cerca de convertir. Primero fue un remate de Daymon Herrera que pasó rozando el travesaño del arco defendido por Lucas Estrella y pocos minutos después, fue Lorenzo Álvarez que exigió al meta, quien logró sacar el remate al córner.

Fueron los avisos de lo que sería la puesta en ganancia de Rodó. El centro delantero Diego Romero peleó una pelota en el área, logró tocar para Álvarez quien fue derribado y  la juez del partido sancionó la pena máxima. El remate estuvo en los pies de Gonzalo Gómez, que picó la pelota y entró mansa por el medio del arco.

De esa manera el conjunto blanco se sacó de encima la presión de salir a buscar el resultado y pareció descansarse casi automáticamente. A su frente tenía un equipo que durante la semana perdió a su entrenador (renunció) y ha hecho un pobre torneo, a tal punto que las unidades que tiene (3) las ganó en los escritorios (protesta del partido ante Fraternidad) y en la cancha no ha podido superar a ninguno de sus rivales.

De todas maneras Tabaré siempre da pelea. Y ayer lo volvió a demostrar. Sin una estructura de juego clara, y dependiendo de su entrega y acciones personales, logró empatar cuando iban 26 minutos. Fue a través de Matías González, que incursionó en el área rival y convirtió.

Cuando todo hacía pensar que el partido le sería cuesta arriba a Rodó, una mala entrega del balón del meta Estrella, que quiso salir jugando con un compañero al borde del área mayor, permitió que el centro delantero Romero le robara la pelota al defensa y solo contra el meta, anotó el segundo.

El “lobo blanco” volvió a despojarse del apremio del resultado y desde ahí hasta el cierre de la primera parte, se hizo compacto en el medio y salió con rapidez al ataque. De hecho, casi en el cierre de los 45 minutos iniciales, estuvo muy cerca del tercero. Lorenzo Álvarez recibió muy solo en el área, hasta se sorprendió de tanta libertad, y cuando quiso definir por encima del meta, malogró la ocasión, pero la pelota cayó en los pies de Romero, que remató y se desvió en un defensa. Pudo haber sido el golpe de gracia para un Tabaré que no resignó ir al ataque, pero como en todo el torneo, mostró flaquezas a la hora de defender.

Y en ese impulso por empatar, el autor del gol, Matías González, se sobrepasó con un rival, lo golpeó en el piso y la juez del partido, Ximena Martínez lo expulsó.

En el complemento ese hombre de más que tuvo Rodó, casi no se notó. Tabaré se prodigó físicamente, tuvo entrega, pero le faltaron ideas para poder llegar con peligro al área contraria. De hecho, lo más ceca de igualar el partido, se dio a los 12 minutos del complemento, cando Francisco Maldonado hizo un cambio de frente sensacional, para poner en carrera a Diego Bertocchi, que al ingresar al área sacó un potente disparo que se estrelló en el travesaño.

De ahí al final el partido transcurrió entre el control de Rodó y el quiero, pero no puedo de Tabaré. Romero volvió a estar cerca del gol, cuando de tres cuarto de cancha,  después de recuperar otra pelota y esquinado al arco vio al meta adelantado, y sacó un remate que se fue cerrando y llevaba destino de red, hasta que las manos de Estrella lo desviaron al córner.

Rodó fue un justo ganador, del partido y de la Super Copa, porque en cada juego fue creciendo y mostrando un funcionamiento que le permitió imponerse a los rivales que a su vez, todos fueron irregulares. Un mediocampo con control el juego y la pelota, y una delantera letal, rápida y con un pívot de lujo como Romero, Rodó se desprende de una sequía de diez años sin ganar el primer torneo de la temporada, lo obtiene anticipadamente, y ahora va por lo más duro y exigente, ser constante en el tiempo y doblegar al rival de todas sus horas, Fraternidad, que asoma para este año ser el equipo a vencer.

Rodó 2

D. Vera

L. Chopitea

R. Sattler

M. Martínez

C. Hann

M. Moreia

G. Gómez

G. Gómez

L. Álvarez

D. Romero

D. Herrera

DT. Matías Pérez

Tabaré 1

L. Estrella

K. Camejo

M. Burgos

E. Benítez

F. Maldonado

N. Hernández

M. González

N. Fernández

D. Pereira

D. Bertocchi

A. Rosano

DT. Javier Bidegain

Goles de Rodó: 16’ Gonzalo Gómez (de penal) y los 33’ Diego Romero. Cambios en Rodó: Williams Quintana por Lorenzo Álvarez. Gol de Tabaré: 26’ Matías González. Cambios en Tabaré: Maximiliano Maldonado por Nahuel Hernández, Ezequiel Castillo por Kevin Camejo y Valentín Martínez por Nicolás Fernández. Expulsado en Tabaré: Matías González.

Parque José Peruchena

Público: 1.000 personas

Juez: Ximena Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *