Mujeres alzaron la voz en Cardona manifestándose contra la cultura de la violación

Ciudad Sociales
Comparte esta noticia!
Share

“Volvemos a las calles para recordarles que seguimos vivas, porque ya no contarán con la comodidad de nuestro silencio”, dice parte de la proclama dada a conocer durante la marcha

Unas 80 mujeres se movilizaron y alzaron su voz este viernes en Cardona contra la cultura de la violación, en repudio a la violencia de género, propuesta que tuvo como consigna “¡Hasta que arda!”. Bulevar Cardona, en las letras corpóreas de la ciudad, fue el lugar elegido por integrantes del grupo Funidas Cardona – Florencio Sánchez y del Grupo Feminista de Santa Catalina, para mantener el encuentro enmarcado en una movida nacional, que contó con la lectura de una proclama, caceroleo, acciones que estuvieron acompañadas por carteles con frases alusivas a la lucha planteada. “El femicidio, la violencia sexual, el racismo, la transfobia y toda práctica y discurso que fomente el odio como forma de violencia hacia mujeres y disidencias, son emergencia nacional y restringe nuestra ciudadanía”, se menciona en la proclama, a la vez que sostienen “volvemos a las calles para recordarles que seguimos vivas, porque ya no contarán con la comodidad de nuestro silencio”.

Cuando las figuras públicas varones dicen que las violaciones no son propias del género humano y menos del género masculino, no hace más que negar la realidad y esconder un problema gravísimo que tenemos como sociedad”.

Cultura de la violación, “es normalizar que suceda”

Marte de la misiva, cuya lectura en plena movilización estuvo a cargo de la Fotógrafa Catalina Santos, indica que la cultura de la violación “es normalizar que suceda, es insistir en enseñar a las niñas a no provocar con polleritas cortas, en vez de enseñar a los varones que no es no. Es seguir sosteniendo que el varón tiene necesidades o impulsos sexuales que no puede controlar. Cultura de la violación es poner en duda el relato de la víctima o cuestionar sus decisiones; eso es justificar al varón violento; son los secretos intrafamiliares que encubren a los violadores obligando a las víctimas a compartir espacios con sus atacantes”, menciona la proclama.

Indican que se necesita Educación Sexual Integral desde la primera infancia “para conocer y cuidar nuestro cuerpo, así como respetar el cuerpo de las demás personas. La educación sexual no es un peligro; peligroso es que nos sigan obligando a callar”. Agrega “estamos convencidas que la educación es el camino hacia la erradicación de las violencias, reivindicamos la importancia de la Educación Sexual Integral en todos los niveles del sistema educativo“.

“Tenemos claro que no estamos solas, que nos tenemos entre todas y esa fuerza nos sostiene a pesar del miedo, del dolor, la rabia y la impotencia. No permitiremos que el poder continúe dominando nuestras libertades, ya no contarán con la comodidad de nuestro silencio”.

Catalina Santos en momentos de dar lectura a la proclama.
Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *