Santa Emilia se metió en octavos de final de la Copa Nacional de OFI en la Divisional B

Ciudad Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Los dirigidos por Juan Pablo Cardona igualaron sin goles ante Peñarol de Colonia y, producto del empate 2 a 2 de hace ocho días, clasificaron a la siguiente ronda. Su próximo rival será Central de Durazno.

Santa Emilia sigue escribiendo su historia en la presente Copa Nacional de Clubes del Interior y ayer agregó una página importante, ya que producto del empate 0 a 0 ante Peñarol de Colonia, se metió entre los 16 mejores equipos de esta edición en la Divisional B. El resultado obtenido ocho días antes en la capital departamental terminó siendo determinante, ya que el 2 a 2 registrado en ese momento le permitió a los “santos” sellar su pase a la siguiente ronda.

El partido de ayer fue muy discreto desde el juego ya que la responsabilidad la tenían los colonienses y en ese panorama Santa Emilia cedió la iniciativa a la visita. Los locales mostraron una oncena que a esta altura se receta de memoria en esta Copa, con un marcado 442, buscando siempre salir de contra con Molina y Fragosa aunque en la tarde de ayer le costó hilvanar una salida rápida. Por su parte Peñarol, dirigido por Rodolfo Clavijo que tuviera un paso como jugador en nuestro fútbol defendiendo a Colonia, salió con tres puntas con el objetivo de marcar ese gol que lo acercara a la clasificación.

Lo hecho hasta acá por Santa Emilia es muy meritorio y digno de recalcar. Un equipo solidario, con una humildad tremeda y un sacrificio por parte de sus jugadores que por momentos conmueve. Podrá jugar por momentos bien o por momentos mal, pero en el equipo la actitud es algo que no se negocia y eso es lo que lo ha llevado a acortar diferencias con rivales de más “peso” como los que tuvo en la fase de grupos, o eliminar a un rival coloniense como lo hizo en la tarde de ayer. Otro punto a destacar es la fortaleza que ha logrado conformar en el Juventud Unida, donde en los cuatro partidos jugados ganó 3 y empató uno y apenas le convirtieron un gol, anotando ocho, acompañado por una parcialidad que siempre se hace sentir y pone mucho color en las tribunas. Informe completo en la edición papel de Centenario.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.