En el suspiro final Fraternidad perdió la Copa Soriano y el pasaje a la divisional A de OFI

Ciudad Deportes
Comparte esta noticia!
Share

A los 54 minutos de juego del segundo tiempo, Bristol de Mercedes logró igualar el partido ante Fraternidad y habilitar la tanda de penal donde fue mas efectivo y de esa manera el campeón mercedario se adjudicó la segunda edición de la Copa Soriano y el pasaje a la Divisional A de OFI para la temporada 2024. El decano de Liga del Centro se le escapó una inmejorable posibilidad de mantenerse en el trono como mejor equipo del departamento y jugar en la categoría superior del fútbol del interior.

Cómo sucedió el miércoles pasado, el partido arrancó con un gol desde los vestuarios para Bristol, que a los dos minutos de juego se puso arriba en el marcador tras un auto gol del defensa de Fraternidad, Federico Ciganda, tras un tiro de esquina.

Fue un buen comienzo para el local, que tuvo 20 minutos de claro predominio ante un Fraternidad que sintió el golpe y le costó acomodarse en un campo de juego amplio como lo es el del estadio Luis Koster.

Pero a medida que fueron corriendo los minutos el campeón centrista le fue tomando el pulso al partido equilibrando las acciones. Fue así que logró igualar el encuentro a los 25 minutos de juego, en una jugada donde el local quedó un jugador de menos. La pelota en el área bohemia pegó en la mano del defensa Washington González, quien unos minutos antes había recibido amarilla por una falta fuerte y la mano le generó otra amonestación por lo que el árbitro lo expulsó.

Diperna fue el encargado de rematar el penal y anotar la igualdad en el marcador. Fue el mejor momento decano en el partido. Empató el juego, el rival quedó con un hombre de menos y tuvo posibilidades claras como para seguir de largo. Maximiliano Martínez, que anduvo enredado con la pelota y errático en la definición, se perdió una clara ocasión y en el segundo tiempo también tuvo otra oportunidad en que la volvió a fallar en la definición.

Empatados se fueron al descanso y al regreso siguió mostrando paridad en el juego, a pesar de que la visita jugaba con un hombre de más. Fraternidad no pudo lograr una superioridad en el juego a pesar de esa situación. Con Martínez lejos de su nivel, Romero sin incidencia en el juego, el decano cuando pudo prevalecer en el mediocampo a instancia de Pastorino y Diperna, arriba no tuvo quien marcara la diferencia.

De hecho, el gol que puso a Fraternidad arriba en el marcador, llegó desde los vestuarios, a través de Facundo Britos cuando iban 37 minutos del segundo tiempo. Pareció la lápida del encuentro, dado que Bristol pocos minutos después se quedó con 9 jugadores, por la expulsión de Emerson Martínez, que se fue provocando a la hinchada visitante y a los jugadores del banco de suplentes, con ademanes de que el partido estaba robado.

Cuando se jugaban el noveno minuto adicional, Marcelo Etcheberne, que había ingresado unos minutos antes, sacó una media vuelta desde el vértice derecho del área mayor de Fraternidad y se metió en el arco defendido por Espinosa, igualando el partido y llevando la definición a la tanda de los penales.

En ella Bristol fue mas efectivo y la ganó cuatro a dos. En Fraternidad fallaron los remates Facundo Britos, que el meta Castro detuvo y Maximiliano Pastorino desvió su disparo. Para el conjunto mercedario anotaron todos quienes remataron, Oscar López, Fabricio Mirandetti, Sebastián Cortes y Agustín Piriz.

Al decano le faltó cerrar el partido, tanto en defensa como en ataque. Bristol le empató en la última jugada del encuentro donde todo Fraternidad debió estar en el área y después falló en la definición, allí donde tradicionalmente era letal, este domingo fue una maquina de fallar ocasiones claras de gol.

Así se le fue como agua entre las manos la posibilidad de seguir en el trono como mejor equipo del departamento y llegar a la divisional de privilegio de OFI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *