“Fue la mamá de Luján quien nos pidió que la marcha sea más visible”

Departamento Política
Comparte esta noticia!
Share

Como una señal de vitalidad y de insistir a pesar de los años transcurridos de lo sucedido con su hijo desaparecido en Buenos Aires, durante la dictadura militar en los dos márgenes del Plata, la madre de Luján Alcides Sosa Valdez, solicitó al colectivo Semillas, organizador de la Marcha del Silencio en Rodó, que este año el trayecto fuera más extenso que el que se venía realizando hasta ahora, para de esa manera lograr que sea más visible, dijo a Centenario la profesora Paula Martínez, integrante de ese movimiento.

Para el Colectivo es una gran responsabilidad y compromiso el poder realizar una nueva marcha que en el caso de este año, aguardamos con mucha expectativa ya que estando en tiempos de pos pandemia, procuramos que haya una concurrencia importante”, señaló.

De hecho está previsto que delegaciones de localidades vecinas a Rodó, participen de la movilización.

Martínez recordó que en Rodó “hay una mamá y un hermano de un desaparecido, que siguen buscándolo, que quieren conocer qué sucedió con él y por esa razón hace ochos años que se viene realizando la marcha en la localidad”.

“Justamente esa mamá (Ramona Valdez) fue la que pidió que este año fuera un trayecto más largo. Antes se caminaban una pocas cuadras pensando en ella, porque es una persona mayor, pero nos solicitó que la marcha se haga más visible y pidió que extendiéramos el recorrido”, destacó Martínez.

Por esa razón este año vamos a salir desde el mural que recientemente se colocó contiguo a la Casa de la Cultura y caminaremos por la calle paralela a la ruta 2, hasta la altura del monolito, doblamos a mano izquierda para tomar calle Lavalleja y llegar al domicilio de la familia de Luján Sosa Valdez”, explicó.  

Sembrar la verdad de los hechos

La docente subrayó que el Colectivo nació a fines del año 2020 y más allá de las diferencias en cuanto a perfiles, edad, profesión, o nivel cultural, de sus integrantes, “tenemos algo en común que es el interés por trabajar en temas vinculados con los derechos humanos. Por eso el mes de mayo nos convoca porque entendemos que no solo el día 20 es la ocasión para homenajear a los desaparecidos durante la dictadura, sino para repudiar los hechos que implicaron violaciones de derechos humanos en ese período”

El nombre Semillas surge con esa intención, de crear conciencia, sembrar semillas para que luego den su fruto. De hecho nos ha pasado que intervenciones como la de pintar margaritas, han generado mucho en la población. Los adolescentes y jóvenes  preguntan por qué se pintaron y esa es una manera de empezar a hablar del tema, porque lamentablemente no se habla lo suficiente de este asunto”, finalizó.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.