Noventa días de prisión preventiva para Carmelo Mediza por delitos de hurto, amenaza, agravio y violación de domicilio

Ciudad Policiales Último Momento
Comparte esta noticia!
Share

La Justicia Letrada de la ciudad de Mercedes, se pronunció en las últimas horas sobre el caso del delincuente que intentó ingresar a un domicilio de la ciudad de Cardona, forcejeando y agrediendo a la propietaria de la finca. Se trata de Carmelo Alfredo Mediza Rodríguez, de 47 años de edad, a quien la Justicia la aplicó una pena de prisión preventiva por un plaza de 90 días, mientras se desarrolla el juicio.

La Jefatura de Policía de Soriano, acaba de informar que en sede del Juzgado Letrado de Primera Instancia de la ciudad de Mercedes de Cuarto Turno se dispuso la formalización respecto de Carmelo Alfredo Mediza Rodríguez de 47 años de edad como “autor penalmente responsable de tres delitos de hurto, uno de ellos especialmente agravado, dos delitos de amenaza, uno de ellos específicamente agravado, un delito de agravio a la autoridad policial, un delito de violación de domicilio especialmente agravado y un delito de violencia privada” disponiéndose la prisión preventiva del imputado por el plazo de 90 (noventa) días.

El caso que lo regresó a la cárcel

En la noche del domingo pasado, Mediza intentó ingresar a una finca particular de calle Barboza, entre Lavalleja y Joaquín Suárez de la ciudad de Cardona, forcejeando con la propietaria de la casa donde pretendía ingresar.

La víctima, una mujer mayor de edad, señaló al Periódico que salió al patio de la casa tras los incesantes ladridos de sus perros y el de los vecinos. Cuando pretendía saber que sucedía, el individuo la tomó por la espalda, con una de sus manos tapó su boca e intentó reducirla, pero logró escapar de ese apremio tras forcejear con él y caer al piso.

En ese momento alertó a otras personas que estaban en la casa que de inmediato acudieron al patio y llamaron a la policía. El delincuente logró escapar saltando los muros de la finca. En la huida se llevó los lentes de la mujer con quien forcejó y los tenía cuando la policía logró detenerlo a pocos metros del lugar.

La mujer sufrió varios golpes y debió ser atendida por personal médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *