Santa Catalina y Wanderers: Jugaron para ganar pero empataron y le allanaron el camino al título a Fraternidad

Newsletter
Comparte esta noticia!
Share

Santa Catalina y Wanderers disputaron un partido emocionante, donde hubo de todo, goles, cambio en los roles de cada equipo en el juego, expulsados y muchos reclamos, que se selló con un empate a dos que dejó a Fraternidad en las puertas del título, el cual puede alcanzar el miércoles próximo cuando enfrente a Tabaré para completar la penúltima fecha del Apertura.

El encuentro en el parque 1º de Agosto comenzó con un claro dominio “santo” que a los dos minutos de juego ya estaba ganando. Su goleador, Daniel Tucuna ingresó al área bohemia con pelota dominada, se sacó un defensa de encima y cuando el meta                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Muñoz salió en busca de taparle el ángulo de tiro tocó con precisión hacia un costado para abrir el marcador.

El conjunto de la banda roja no quedó conforme con eso y tuvo 25 minutos de esa primera parte donde fue el claro dominador del partido. No extrañó por lo tanto que a los 11 minutos Jhon Syzard anotara el segundo con un disparo cruzado, definiendo una muy buena jugada que arrancó en campo de Santa Catalina en los pies del lateral Maldonado, que dio un pase entre línea para habilitar a Tucuna y éste cruzó de derecha a izquierda el balón para el ingreso del Syzard que definió con calidad.

Wanderers no reaccionaba ante el embate “santo” que desbordaba por los extremos y contó con un par de ocasiones para conseguir el tercero, pero falló en la definición.

La expresión del técnico bohemio Alejandro Martínez que se arrimó a la línea para arengar a sus dirigidos, quizás sea la mejor expresión de lo que fue Wanderers en esos 25 minutos iniciales: “Muy light estamos” le recriminó, pidiendo otra actitud en el partido.

De a poco la balanza comenzó a equilibrarse porque el local no pudo mantener la intensidad con que estaba jugando y la presión alta a la que sometió a su rival, y por otra parte Wanderers comenzó a raspar más en el mediocampo.

De todas maneras fue recién a los 35 minutos cuando la visita llegó con peligro y eso le bastó para descontar. Gastón Echenique que hasta ese momento se había preocupado más de demostrar su valentía ante el defensa Larramendi, hizo lo que sabe, encontró el rebote de una pelota en el área y definió preciso para descontar.

Ese gol cambió los ánimos. Porque Santa Catalina que hasta entonces se sentía seguro y con claras oportunidades de anotar el tercer gol, vió como la visita podía herirlo. Y así fue, la seguridad “santa” se convirtió en intranquilidad y la inferioridad bohemia tras el descuento se transformó en un aliciente para cambiar el temple e ir por el empate.

El complemento fue más de lo vivido en el tramo final de la primera parte, con Wanderers en busca del empate y Santa Catalina, procurando sacar un contragolpe que pudiera liquidar el pleito.

Un fuerte golpe en las cabezas de los jugadores “santos” Matías Clavero y Franco Rial, provocó que el partido estuviera más de diez minutos detenido. Fue necesaria la presencia de la ambulancia para retirar a Rial del campo de juego para ser asistido médicamente a raíz de ese casual incidente.

Pocos minutos después de ese hecho, la visita igualó el partido. Avanzó por derecha, cambio al segundo palo para el ingreso de Daymon Herrera que con remate cruzado batió al meta Vera.

Un Wanderers que había comenzado el partido dormido y a punto de ser goleado, tuvo la capacidad de reponerse, igualar el encuentro e ir por el triunfo. Y así fue hasta el final, donde se sucedieron tres expulsiones, una en el local y dos en la visita, demostración de un juego que por momentos fue áspero.

Los dos contaron con alguna ocasión para terminar ganando, pero al final se cerró con igualdad que no los favorece.

Quien parece haber perdido mas es Santa Catalina, que arrancó mostrando ser muy superior a su rival pero a medida que fueron pasando los minutos se fue desinflando y de aspirar a una goleada terminó casi pidiendo la hora. Wanderers tuvo la capacidad de reponerse y mostró buenas cualidades, que como ya le ha sucedido en otros años, se opacan producto de la irregularidad de un equipo que es capaz de ganarle a cualquiera, pero también caer con el más débil.

Los dos aguardan ahora que Tabaré le empate o gane a Fraternidad en el juego del miércoles, porque si el decano triunfa se coronará campeón en forma anticipada.

Santa Catalina 2

D. Vera

M. Larramendi

H. Aguiar

L. Maldonado

M. Clavero

L. González

F. González

L. Sosa

D. Tucuna

S. Syzard

F. Rial

DT: Mauricio Lemos

Wanderers 2

L. Muñoz

D. Rieiro

M. García

E. Gelpes

M. Rostan

C. Echenique

G. Echenique

N. Villegas

A. Pérez

M. Guigou

D. Herrera

DT. Alejandro Martínez

Goles de Santa Catalina: 2’ Daniel Tucuna, 11’ Jhon Syzard. Cambios en Santa Catalina: Richard Díaz por Franco Rial. Expulsado en Santa Catalina: Lucas González. Goles de Wanderers: 35’ Gastón Echenique y 64’ Daymon Herrera. Cambios en Wanderers: Lautaro Rodríguez por Matías Guigou. Expulsados en Wanderers: Emiliano Gelpes y Daymon Herrera.

Parque “1º de Agosto”

Público: 250 personas

Árbitro: Emanuel Gordano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.