Tabaré recobró la memoria y le impidió a Santa Catalina celebrar con su público

Newsletter
Comparte esta noticia!
Share

Luego de ver el partido de este domingo de Tabaré ante Santa Catalina, la pregunta es cómo es posible que el conjunto de Egaña haya quedado tan relegado en la tabla. Es que ayer los dirigidos por Bernardo Cortondo hicieron un partido redondo, de principio a fin y terminaron de arruinarle la fiesta a Santa Catalina, que procuraba ganar para celebrar el Clausura junto a su público.

Fue de los partidos más atractivos del año en la Liga, a pesar de que hubo un solo gol y llegó en los descuentos. Los dos salieron a buscar el triunfo y lo hicieron desde la tenencia del balón y el buen manejo del mismo.

Tabaré presentó la novedad de que su centro delantero, Agustín Romero jugó como doble cinco, repartiéndose ese sector de la cancha con Fernando Baéz. La visita inició en Romero sus incursiones en terreno visitante donde Francisco Maldonado fue una pesadilla para el lateral Sosa, desbordando permanentemente por el sector derecho del ataque. Lucas Cabrera, Nicolás Arrué, el propio Domingo Pereira, hicieron un partido de gran nivel que hizo rememorar al Tabaré del año pasado que ganó todo, pero este año por algunas circunstancia solo repitió en cuenta gotas y mayormente lo hizo ayer, ante un Santa Catalina que sufrió más de lo debido la exposición futbolística de la visita.

El primer tiempo fue intenso y parejo. En ese marco quien llegó con más peligro fue el local. Un cabezazo del defensa Larramendi luego de un centro tras tiro libre de Jhon Syzard pudo ser la apertura del marcador para el equipo de la banda roja, de no mediar la buena ubicación del meta visitante que se quedó con el cabezazo del defensa.  Un disparo de Fabio González que se fue arañando el horizontal y otro cabezazo de Tucuna que terminó apenas afuera, hacían ver que a pesar de la paridad en el juego, el local era más profundo e incisivo.

La más clara de la visita llegó sobre el final del primer tiempo, cuando Lucas Cabrera cabeceó en el área y el meta Vera sacó la pelota al córner.

Para el complemento el reloj se convertiría en otro rival para los “santos”, tan o más complicado que el propio Tabaré. Es que el conjunto visitante jugó desinhibido, sin posibilidades de nada, tuvo libertad para moverse a su placer y eso provocó que en el segundo tiempo fuera aún más notoria la diferencia de juego colectivo de uno y otro equipo.

Para colmo de males, la noticia de que Libertad había abierto el marcador en Rodó, puso los pelos de punta a Santa Catalina, que no tuvo paciencia para avanzar con juego asociado y comenzó a saltearse el medio campo y apelar a los pelotazos en búsqueda de llegar rápido al área rival.

Syzard se movió por todo el frente de ataque procurando crear peligro, Tucuna intentó pero no fue su tarde y González insinuó siempre pero le faltó cerrar sus jugadas y en ese marco el local se ahogó en su propia inoperancia y en tener enfrente a un equipo que jugó como si hubiera recobrado la memoria del 2021.

La diferencia a favor de la visita llegó en tiempo adicional, pero antes ya había avisado. Nicolás Arrué tuvo un remate que Vera envió al córner, luego cabeceó en el área chica y la pelota dio en la travesaño y tres minutos antes del gol, los jugadores visitantes movieron el balón de izquierda a derecha, con toques de primera, caño y disparo cruzado qué se fue arañando el vertical derecho del meta locatario.

Y esos anuncios finalmente se concretaron en el segundo minutos de los cinco de descuento que dio el árbitro López. Desbordó Leguizamón, el centro de la muerte y esta vez el remate de Arrué hizo inflar las redes, anotando el gol del triunfo para la visita.

Premio para los propios jugadores de Tabaré que no tuvieron un buen año, pero este domingo demostraron que no se han olvidado de jugar al fútbol. Santa Catalina se quedó solo con la clasificación al Departamental de Clubes, perdiendo la inmejorable posibilidad de ganar el Clausura. El equipo no tuvo explosión en el ataque, desnudó problemas por los laterales y la salida por lesión de su estandarte en el medio campo, Matías Clavero, fue clave porque cuando hubo que apelar a la rebeldía, el equipo no mostró armas como para llevarse por delante a su rival.

Triunfo. Tabaré se despidió del año con un triunfo uno a cero ante Santa Catalina, a quien también le quitó el invicto que ostentaba en el año.

Santa Catalina 0

D. Vera

M. Larramendi

H. Aguiar

L. Maldonado

M. Clavero

J. Sosa

F. González

L. Sosa

D. Tucuna

J. Syzard

F. Ponce

DT.  Daniel Fernández

Tabaré 1

  1. Rosano

E. González

F. Maldonado

A- Burgos

F. Leguizamón

L. Cabrera

E. Benítez

D. Pereira

A. Romero

N. Arrué

F. Báez

DT. Bernardo Cortondo

Gol de Tabaré: 92’ Nicolás Arrué. Cambios en Tabaré: Pablo Hernández por Eduardo González. Cambios en Santa Catalina: Damián Lemos por Matías Clavero (lesionado), Lucas Revetria por Facundo Ponce.

Parque 1º de Agosto

300 personas

Juez: César López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.