Un “galgo” suelto en el “Pérez-Delgado”

Ciudad Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Fraternidad perdía dos a cero, ingresó Maximiliano Martínez y cambió el partido, permitiendo al decano igualar el cotejo y seguir en la Copa Nacional

Menos de 24 horas antes de que Fraternidad y Peñarol cerraran la serie D, de la Divisional B de la Copa Nacional de Clubes, partido clave para saber cuál de los dos continuaría en el certamen, la Organización del Fútbol del Interior (OFI), dio a conocer el fallo en el cual hizo lugar al plantel del conjunto decano, quien reclamó los puntos del encuentro jugado ante los palmirenses que terminó en empate a cero, por haber incluido un jugador inhabilitado. La OFI resolvió que ese partido lo ganara Fraternidad por una diferencia de tres a cero.

De esa manera el representativo centrista tenía varias alternativas para pasar, ya que ganando, empatando y hasta perdiendo por un gol de diferencia estaría en la siguiente instancia de la Copa.

Ese detalle a favor de Fraternidad, un club acostumbrado a ir de punto y no de banca, le pasó factura en gran parte del juego del sábado pasado, donde el Peñarol palmirense sabedor de la necesidad de establecer un marcador de dos goles a su favor, salió decidido a buscar ese resultado y superó a un conjunto albiverde que pareció jugar a media máquina y resignando al rival de turno la iniciativa del partido.

Con un fuerte viento a su favor, los aurinegros llegaron con facilidad al área locataria y mostraron su potencial en la vía área. De hecho a los ocho minutos de juego, tras un tiro de esquina el espigado defensa visitante, Ernesto Dudok ganó por alto, su cabezazo fue al corazón del área de Fraternidad, y allí Santiago Ginovart fusiló a Cavia decretando la apertura del tanteador y con ese marcador parcial se fueron al descanso.

En el complemento al principio fue un calco de la primera parte. El local esperando y la visita atacando y haciendo el desgaste. En ese juego, Peñarol volvió a imponerse con una jugada rápida y frontal que generó Kevin Gadea, quien con pase filtrado dejó solo en carrera a Bosarich, que anotó el segundo cuando iban solo siete minutos del complemento.

Balde de agua fría para un Fraternidad que necesitaba aire fresco para cambiar la pisada. Y así lo entendió su entrenador, que mandó a la cancha a Maximiliano Martínez y su presencia fue clave.  Hizo el centro que generó el penal, el cual Mario Homenchenko convirtió en gol.

El empate llegó a los 38 minutos, por intermedio de Maximiliano Martínez, apodado “el galgo” por su velocidad, quien corrió con pelota dominada en diagonal hacia el área, ingresó y sacó un potente disparo cruzado que hizo estéril él esfuerzo del meta Moreira, convirtiendo el empate y permitiendo al decano seguir en la Copa.

Litoral de Paysandú es el próximo rival de Fraternidad

El ganador de la Serie C, de la Divisional B, Litoral de Paysandú, será el próximo rival de Fraternidad de José Enrique Rodó, de acuerdo a los resultados registrados este domingo. Los sanduceros le ganaron a 18 de Julio de Fray Bentos y se quedaron con la llave, ganando dos partidos y empatando otro tanto. El tercer equipo de esa serie fue Bristol de la ciudad de Mercedes, que quedó eliminado, habiendo igualado tres cotejos y perdiendo el restante. Jugadas las diferentes series, quedan 32 equipos en carrera en la Divisional B de la Copa Nacional de Clubes de OFI.

Foto: Mario Homenchenko corre con la pelota en la mano luego de anotar el penal que sirvió de descuento en el partido del sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.