Un guiño al cielo. Larrañaga es el nuevo monarca del fútbol de Cardona

Ciudad Deportes
Comparte esta noticia!
Share

Los de la “colonia” vencieron 2 a 1 a Nacional y se quedaron con el Trofeo “Miguel Giménez”, recordando a su ex presidente desaparecido físicamente hace casi dos años.

Cuando el árbitro Gustavo Ferreira pitó el final del encuentro luego de los seis minutos de adición que se jugaron en el partido final del Torneo de Cardona, las lágrimas y la emoción invadieron a los dirigentes, hinchas, simpatizantes y jugadores de Larrañaga. Sobrados motivos tenían los de la “colonia”, porque no acababan de conseguír un título más en el fútbol de local si no que se quedaban con un Trofeo que tenía una pesada carga desde lo emocional para la institución, al llevar el nombre de su ex presidente Miguel Giménez.

El trámite del partido fue en general parejo, con equipos cerrados producto de lo que estaba en juego, y con quizás la iniciativa, al menos en el primer tiempo por el lado de Nacional pero sin encontrar jugadas claras de gol.

En el primer tiempo casi no hubo chances claras de gol. Acaso la más peligrosa fue para Nacional tras un tiro libre ejecutado por Arildo López que en el segundo palo alcanza a cabecear Esteban Clavero y Cavia mandó al córner.

Para el complemento Larrañaga volvió con un cambio ingresando Juan Ramón Méndez por Ross para tratar de darle más velocidad y movilidad arriba. Ya en esa segunda mitad el equipo de Pablo Brum se adelantó unos metros más en campo rival y comenzó a ganar en mitad de cancha. Cuando poco pasaba en el partido llega la apertura del marcador cuando Rosa se inventa una jugada por izquierda, saca el remate de zurda que da en el vertical y en el rebote, más rápidos que todos, llega Mauro Pérez para con golpe de cabeza poner el 1 a 0 y desatar la algarabía de la gente de la colonia que se encontraba detrás de ese arco.

Fue a la salida de un tiro libre donde se duerme todo el fondo tricolor, Andrés Squitín que con inteligencia ve el movimiento de Juan Ramón Méndez que le marca el pase, y el interminable “Pichón” que pica y define con toque suave ante la salida desesperada de Ignacio Moreira para el 2 a 0.

Faltando cinco minutos el juvenil Olaverry con tiro cruzado puso el descuento para Nacional que le dio emoción y un signo de interrogación a los diez que quedaron por jugar.

Victoria y título para Larrañaga que se armó para pelear el campeonato, por todo lo que expresamos anteriormente, y finalmente tuvo su premio en la tarde de ayer. Un título que va a quedar en la memoria de los hinchas del equipo de la “colonia” y que desde el cielo, seguramente “Miguelo” y el también desaparecido Humberto Morell, estarán disfrutando al grito de “dale el Larraaaanomá”.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.