Con más de 60 años de trayectoria El Pueblo de Salto a punto de cerrar

Ciudad Cultura
Comparte esta noticia!
Share

La verdad es que la pandemia del Coronavirus destruyó el trabajo de tantos años”. Con esa frase la directora del Diario El Pueblo de Salto, Adriana Martínez, hizo pública la situación por la cual atraviesa el segundo diario más importante del interior del país en cuanto a tiraje, que tiene fecha de cierre el domingo 12 de diciembre, si no se encuentra una solución al problema económico por el cual atraviesa la publicación.

La crisis sanitaria que vive el país desde marzo del año pasado, cuando se registraron los primeros casos de Covid-19, tuvo un impacto directo en los medios escritos del interior del país, porque un porcentaje de sus ingresos se nutren del llamado Fondo de Fomento a la prensa del interior, un aporte que el Estado brinda a los medios escritos para fomentar su desarrollo y de cierta manera también corregir las asimetrías que el centralismo montevideano practica con otros recursos como es la publicidad oficial.

Ese aporte que data de los años 60 del siglo pasado, se nutre de la venta de pasajes de avión, algo que se resintió por la pandemia, por lo que esos ingresos cayeron considerablemente, afectando la economía de los periódicos, entre ellos El Pueblo.

Adriana Martínez, directora del diario, dijo que desde hace algunos años vienen analizando la viabilidad de la publicación, “siempre esperando que apareciera alguna solución al problema que atraviesan los medios del interior, que particularmente a nosotros nos ha pegado muy fuerte. La verdad es que la pandemia destruyó el trabajo de tantos años”, subrayó.

La masificación de internet, la presencia de las redes sociales, el injusto sistema de publicidad oficial, son todos elementos a los cuales se enfrentan los medios del interior en su intento de supervivencia. Pero Martínez señala “a la considerable caída” de los aportes del Fondo de Fomento a la prensa del interior, como la causa principal de esta situación.

Salto tiene una fuerte cultura de lectura, en estos momentos la ciudad cuenta con tres diarios, por lo que considerábamos y luego de hacer un estudio de mercado, que había posibilidades de desarrollo más allá del avance de las nuevas tecnologías”, dijo Martínez.

En ese marco, la publicación adquirió a fines del año 2019 una máquina rotativa “porque teníamos un proyecto de imprimir pequeñas publicaciones para instituciones educativas, deportivas y religiosas, como forma de fomentar la lectura. Obviamente eso nos permitiría a nosotros mejorar la impresión incorporando el color, algo que teníamos como un debe”.

Esa máquina quedó en condiciones en febrero del año 2020 y en marzo aparece la pandemia y tiró abajo este proyecto”, advirtió Martínez como una de las causas del problema por el cual atraviesa El Pueblo.

El cierre de fronteras como aspecto central para frenar el avance del coronavirus, eliminó toda probabilidad de venta de pasajes de avión y con ello la posibilidad de nutrir al Fondo de Fomento (FF). Para el pago de esa máquina tuvieron que utilizar recursos de otros ingresos, porque el Banco República rechazó un planteo de un crédito que permitiera cubrir ese gasto, siendo la garantía los futuros aportes que recibirían del FF, una vez se normalizara la situación sanitaria.

Solo aquellos que están en la administración de los periódicos saben la importancia de este subsidio, si bien para algunos no es fundamental, para otros, como para nosotros, es clave, sobre todo luego del compromiso de haber adquirido esa máquina”, comentó Martínez.

Si bien la Organización de la Prensa del Interior (OPI), la cual integra El Pueblo, realizó gestiones en procura de que el Estado mantuviera los ingresos del Fondo como se venían dando antes de la pandemia, ese planteo hasta el momento no prosperó y el diario salteño sufre hoy las consecuencias de la reducción drástica de esos aportes.

Carta al Presidente de la República

Una entrevista con el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, cuando meses atrás llegó a Salto, planteo a senadores y diputados de todos los partidos políticos y hasta una carta al Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, alertando de la situación por la cual estaba atravesando el periódico y su inminente cierre en caso de que los aportes del Fondo de Fomento no se normalizaran, fueron algunas de las gestiones que las autoridades de El Pueblo comenzaron a desplegar desde marzo pasado.

Todos entienden que la situación no es tan difícil de solucionar, no es tanto dinero el que hay que desembolsar. Incluso no estamos pidiendo que se nos regale nada, sino recibirlo (el Fondo de Fomento) a cuenta de lo que se podía empezar a generar en 2022, ese fue el planteo nuestro”, señaló Martínez.

El Pueblo necesita 50.000 dólares para comprar un nuevo embarque de papel y de esa manera evitar el cierre. “Pusimos el 30 de noviembre como día de cierre, porque días más, días menos sería la fecha hasta que nos alcanzaría la reserva de papel”.

Pero el pasado miércoles 1 de diciembre la empresa reunió al personal, planteó la situación, las gestiones hechas y el inminente cierre. “El personal dijo que no se podían ir a la casa sin hacer alguna gestión, hablaron con los diputados, con allegados de Salto al Presidente y nos pidieron unos días para ver qué resultados obtenían”.

De hecho, hoy lunes en la principal plaza de la ciudad (Artigas), los empleados encabezarán una movilización y posterior lectura de proclama, pidiendo a las autoridades nacionales tomen apunte de lo que está pasando y encuentren una solución.

Angustia, rabia y desilusión

La conclusión a la que llego es que para una empresa que durante 30 años hace los deberes, no le garantiza pasar de clase. Nos sentimos muy dolidos, muy solos, en este camino. Es como un boxeador que golpean en el piso”, dijo sentirse Martínez.

Durante 30 años fuimos una empresa impecable, no tuvimos prácticamente reclamos laborales. Es una mezcla de angustia, de rabia y desilusión, que un diario que tiene una rica historia y cumple una función muy grande no se visibilice”, acotó.

55 funcionarios, 40 canillitas y vendedores

independientes a punto de perder su fuente laboral

Actualmente El Pueblo emplea a 55 funcionarios en forma directa y a otros 40 entre canillitas y vendedores independientes. Es el medio de comunicación de Salto que tiene más personal. Su tiraje los días domingo alcanza los 4.000 ejemplares, dijo su directora, cifra que llegó a los 7.000 unos años atrás.

Plan B: Pasarse a semanario

Si en estos días no se encuentra una solución al problema que atraviesa la publicación, la empresa maneja la posibilidad de poner en práctica un Plan B, que es dejar de ser diario y pasarse a semanario, lo que implicaría una reducción “considerable” de la plantilla actual de trabajadores.

62 años de vida periodística

La primera edición del diario salió a la calle el 15 de noviembre de 1959, siendo fundado por la Curia de Salto. Su primer director fue Adolfo Silva Delgado, luego el Escribano Enrique Cesio, estuvo al frente de la redacción por más de 25 años.

En junio de 1992 se produjo el cierre del periódico. En ese mismo momento surgió una negociación entre la Curia y el empresario Walter Martínez, reabriendo el 15 de enero de 1993.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.